Congelar miel en casa (¿puedes?)

La miel es uno de los productos naturales más intrigantes que consumimos. Es una excelente opción para saciar tu antojo de azúcar porque es una de las pocas fuentes de azúcar saludable para ti . Si se encuentra con un amplio suministro de miel, es posible que desee conocer sus opciones de almacenamiento y si puede congelar un poco.

No puede congelar miel pura en el sentido real a menos que tenga un congelador industrial de alta potencia que alcance temperaturas de -51 °C (-59,8 °F). A tales temperaturas, la miel se convierte en un sólido similar al vidrio. La mayoría de los congeladores domésticos solo enfrían la miel a -4 °C (24,8 °F), lo que le da una apariencia semicongelada.

En este artículo, aprenderá todos los consejos que necesita saber sobre la congelación de la miel. ¿Realmente necesita congelar la miel y cuáles son otras formas de almacenar la miel? Este artículo responderá estas preguntas y más, así que sigamos adelante.

Índice
  1. ¿Puedes poner miel en el congelador?
  2. ¿Necesita poner miel en el congelador?
  3. ¿Cuál es la temperatura de congelación de la miel?
  4. Los cambios estructurales en la miel a través de varias temperaturas
  5. Las ventajas de congelar la miel
  6. Los mejores consejos para congelar miel
  7. Mantenimiento para Miel Congelada
  8. ¿Cuánto tiempo se puede mantener congelada la miel?
    1. Cómo descongelar tu miel congelada
  9. ¿Congelar la miel destruirá los nutrientes?
  10. Otras formas de almacenar miel
  11. Pensamientos finales
  12. Congelar miel en casa (¿puedes?) en vídeo

¿Puedes poner miel en el congelador?

Puedes poner la miel en el congelador como todos los demás alimentos. Sin embargo, mientras que otros alimentos se congelarán rápidamente, la miel solo permanecerá en un estado semisólido en su congelador típico. Cuando lo saques, lo sentirás muy frío. Sin embargo, una gran parte seguirá moviéndose, aunque muy lentamente.

Dependiendo de la duración del almacenamiento, una pequeña fracción de la miel puede comenzar a cristalizar.

¿Necesita poner miel en el congelador?

No es necesario poner la miel en el congelador para conservarla. La miel pura y fresca puede durar años en un estante de la cocina o en la despensa, siempre y cuando se almacene en el recipiente adecuado y se mantenga alejada de la luz solar directa.

Sin embargo, la miel almacenada en la despensa perderá gradualmente su color dorado y se oscurecerá. Si tiene una gran cantidad de miel, puede almacenar un poco en el congelador para conservar el color natural y mantenerla en una composición casi 100% natural.

¿Cuál es la temperatura de congelación de la miel?

La temperatura de congelación de la miel es de alrededor de -42 °C (-43,6 °F) y -51 °C (-59,8 °F). La miel tendrá una apariencia vidriosa, amorfa y no cristalina en este rango de temperatura.

Como un líquido viscoso, la miel se verá espesa y lenta a medida que baja la temperatura.

Ver más  Boquerones en vinagre: Guía definitiva para congelarlos y prevenir el Anisakis

En los congeladores domésticos estándar, la temperatura rara vez desciende por debajo de -4 °C (24,8 °F). Los apicultores profesionales pueden tener congeladores industriales, alcanzando -20°C (-4°F) o -30°C (-22°F).

Aún así, estas temperaturas no son suficientes para congelar completamente la miel a su estado de vidrio sólido.

Sin embargo, si puede mantener su miel a estas temperaturas de congelación domésticas o industriales de manera constante, se mantendrá fresca a largo plazo.

Los cambios estructurales en la miel a través de varias temperaturas

Como líquido viscoso, la miel no contiene mucha agua. Es simplemente una solución saturada de azúcar, por lo que no se congelará cuando la temperatura baje al punto de congelación del agua. Sin embargo, la miel se volverá más viscosa o espesa con el continuo descenso de la temperatura.

Esto es lo que sucede cuando la temperatura de la miel pasa por diferentes etapas:

  • Etapa 1: >-20 °C (> -4 °F) o temperaturas del congelador en el hogar. Aquí, la miel permanece en forma líquida pero continúa fluyendo lentamente. El agua se solidifica a esta temperatura, pero la miel permanecerá viscosa.
  • Etapa 2: -20 °C ( -4 °F) , -51 °C ( -59,8 °F) o a temperaturas de congeladores industriales de menor potencia. La miel comienza a tomar su forma vidriosa, de transición entre líquido y sólido.
  • Etapa 3: <-51 °C (< -59,8 °F) o a altas temperaturas de congelación industrial. La miel tomará una forma amorfa similar al vidrio completamente sólida en esta etapa.

Aquí hay un video de YouTube que muestra un intento de triturar miel congelada a temperaturas extremadamente bajas:

Las ventajas de congelar la miel

Puedes almacenar miel durante mucho tiempo. Sin embargo, la congelación alarga su ya larga vida útil al inhibir aún más el crecimiento bacteriano sin afectar negativamente su sabor o composición nutricional. La congelación también conserva el color dorado original.

Por lo tanto, la capacidad de congelar la miel es importante para cualquiera que compre miel en grandes cantidades o para los apicultores.

Congelar grandes cantidades de miel y mantener las temperaturas puede generar un aumento significativo en sus facturas de energía, pero ese es un pequeño precio a pagar en comparación con la pérdida de tener que tirar toda o parte de su miel cuando comienza a echarse a perder.

Si usted es un apicultor que vende su miel, sus clientes esperan comprar miel casi 100 % pura en todo momento, y la congelación es una forma segura de lograrlo.

Si es un consumidor, congelar su miel es una excelente manera de asegurarse de que siempre tendrá un poco de miel para usar cuando la necesite. También puedes aprovechar las ofertas para comprar miel pura a granel allí donde la encuentres.

Los mejores consejos para congelar miel

Para asegurarse de que su miel mantenga su calidad después del almacenamiento en un congelador, debe asegurarse de que esté almacenada correctamente en primer lugar.

Ver más  Volver a congelar carne descongelada (¿debería hacerlo? Explicación)

Estas son algunas de las principales cosas que debe tener en cuenta:

  • Utilice únicamente frascos de vidrio . El vidrio no alterará la composición química de tu miel como la madera o el plástico. Los recipientes de plástico son porosos, lo que significa que pueden permitir que el aire y los olores de otros alimentos se filtren en la miel. Si tiene que usar recipientes de plástico, es mejor ponerlos en una bolsa Ziploc.
  • Almacenar en frascos pequeños . Al almacenar su miel en frascos más pequeños, puede acelerar el proceso de congelación y reducir la probabilidad de descongelar más miel de la que necesita.
  • Cierra bien el frasco antes de congelarlo . Evitará que entre aire en el frasco. La exposición constante al aire provoca oxidación y, con el tiempo, seguirá la fermentación.
  • No llene el frasco con demasiada fuerza . La miel se expandirá a medida que se congele. Llenar demasiado el frasco aumenta el riesgo de que se rompa.
  • Evite abrir el congelador con frecuencia . Solo debe abrir su congelador cuando sea absolutamente necesario. Como mencionamos anteriormente, es la mejor manera de mantener un nivel de temperatura específico y evitar la descongelación accidental.

Mantenimiento para Miel Congelada

La mayoría de los congeladores pueden mantener la miel entre -4 y -30 °C (24,8 y -22 °F), como mencionamos anteriormente. Mantener la miel a estas temperaturas durante períodos prolongados requiere esfuerzos concertados.

La miel congelada o semicongelada no debe exponerse a cambios extremos de temperatura.

El poco contenido de humedad en la miel se convierte en pequeñas partículas de hielo a temperaturas bajo cero. Los cambios bruscos de temperatura harán que la estructura de las partículas de hielo también cambie. La fluctuación continua de la temperatura erosionará lentamente la calidad de la miel congelada.

Necesita un congelador dedicado si desea almacenar grandes cantidades de miel correctamente.

Solo debe abrir el congelador cuando sea absolutamente necesario, ya que es la única forma de mantener la temperatura del congelador indefinidamente. También es una buena idea evitar volver a congelar la miel una vez descongelada por primera vez. Cada ciclo de descongelación diluye la pureza de la miel.

¿Cuánto tiempo se puede mantener congelada la miel?

Puedes mantener la miel congelada durante décadas. Debido al bajo contenido de agua y al bajo nivel de pH, que le otorga fuertes propiedades antibacterianas, puede permanecer todo el tiempo que desee sin dañarse.

Si la miel descongelada en las pirámides puede durar 3000 años y seguir siendo comestible, su miel congelada puede seguir siendo comestible casi indefinidamente. Sin embargo, deberás mantener una temperatura estable para mantener la calidad de la miel cerca del 100 %.

Ver más  Congelar pollo cocido correctamente (una guía fácil)

Cómo descongelar tu miel congelada

La mejor manera de descongelar la miel congelada es sacarla del congelador y dejar que se descongele a temperatura ambiente. La descongelación natural conserva mucho mejor la composición estructural de la miel. También puedes poner el frasco en un recipiente con agua tibia, pero el calor puede afectar negativamente la calidad de la miel.

¿Congelar la miel destruirá los nutrientes?

Congelar la miel no destruirá los nutrientes ya que conserva las propiedades antimicrobianas naturales del producto, manteniéndolo lo más cerca posible de su estado 100 % puro. Sin embargo, la manipulación de miel congelada puede provocar el deterioro de la calidad de los nutrientes.

Calentar la miel congelada o exponerla a cambios bruscos de temperatura seguramente reducirá la calidad de la miel y los nutrientes. Recuerde, las partículas de hielo formadas por la poca agua en la miel diluirán la concentración con cada ciclo de congelación y descongelación.

Puede mantener los nutrientes en su miel congelándola solo en tamaños pequeños, como recomendamos anteriormente.

Con este enfoque, puede descongelar pequeñas porciones a la vez en lugar de exponer todo su alijo de miel a ciclos regulares de congelación y descongelación. También debe evitar exponer su miel al calor extremo. Comience a descongelar su miel al menos un día antes de la intención de usarla para evitar estar bajo presión para licuar la miel rápidamente.

Otras formas de almacenar miel

No tienes que guardar la miel en el congelador. Muchos entusiastas de la apicultura y amantes de la miel fruncen el ceño por buenas razones. Es fácil manejar mal la miel congelada y, francamente, nadie puede sobrevivir a la miel fresca almacenada correctamente.

Puede almacenar su miel en un recipiente de vidrio herméticamente cerrado y dejarlo en cualquier lugar con temperatura constante y lejos de la luz solar directa. La miel almacenada de esta manera en su despensa o gabinete de cocina puede durar años sin echarse a perder.

La única desventaja de almacenar miel en su estante es que tomará un color más oscuro, pero seguirá siendo perfectamente comestible.

Pensamientos finales

Es importante conocer la forma correcta de almacenar la miel si desea tener miel fresca y de alta calidad en todo momento. La congelación es una excelente manera de mantener el exceso de miel durante el tiempo que necesite.

Sin embargo, su congelador doméstico típico solo mantendrá la temperatura de la miel lo suficientemente baja como para preservar la composición y es poco probable que la vea congelada. En su lugar, obtendrá un líquido altamente viscoso y de movimiento lento. Necesitarás un congelador comercial para obtener miel congelada.

Si no tiene la intención de conservar su miel durante períodos prolongados, puede explorar otras formas de almacenamiento sin congelar.

Congelar miel en casa (¿puedes?) en vídeo




Inmaculada

Hola, soy Inma y desde hace tiempo cocinar es una de mis pasiones. Ahora la comparto con el resto del mundo a través de esta web y mis redes sociales. ¡Sígueme para no perderte ninguna receta!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir